sábado, 1 de julio de 2017

Estamos al borde de una extinción masiva, pero a tiempo de evitarla

Las biodiversidad proporciona innumerables beneficios al ser humano, por lo que hay que fomentar la inversión en su protección.

Foto
Imagine que un buceador se olvida del tanque de aire comprimido antes de lanzarse al agua, que un paracaidista hace lo mismo con su paracaídas antes de saltar, o que un montanero abandona su ropa antes de subir una montaña.
Según un estudio de investigadores de University of Minnesota y de McGill University, eso es esencialmente lo que los humanos están haciendo según expandimos nuestra huella ecológica sobre el planeta sin prestar atención adecuada al impacto que esto tiene sobre otros seres vivos.
Esto se debe a que dependemos de las plantas y animales para la obtención de comida, refugio, aire limpio, agua y muchas más cosas. Todas las acciones que realizamos que provocan que la vida de esos seres sea más difícil al final nos hará la vida más difícil a nosotros también.
En un reportaje especial en la revista Nature, Forest Isbell (University of Minnesota) y Andrew González (McGill University) junto a investigadores de ocho países de cuatro continentes hacen notar además que no todo está perdido y ofrecen estrategias para dar la vuelta a la tortilla antes de que sea demasiado tarde.
En ese artículo proporcionan una visión sobre lo que se sabe y lo que todavía se necesita aprender acerca del impacto de tiene la destrucción del hábitat, la sobrecaza, la introducción de especies no autóctonas y otras acciones humanas ejercidas sobre la biodiversidad.
Además, enumeran los trabajos realizados previamente sobre cómo la pérdida de biodiversidad afecta a la Naturaleza y a los beneficios que proporciona. Así, por ejemplo, un estudio reciente muestra que la reducción de diversidad en especies de árboles en los bosques está relacionada con la reducción en la producción de madera.
Sintetizando los hallazgos de otros estudios, estiman que el valor proporcionado al ser humano por la biodiversidad es 10 veces lo que todos los países del mundo se gastan en políticas de conservación hoy en día. Esto sugiere que la necesaria inversión adicional en la protección de especies no sólo reduce la pérdida de biodiversidad, sino que además también proporciona beneficio económico.
“La actividad humana esta provocando la sexta extinción masiva en la historia de la vida sobre la Tierra, a pesar del hecho de que la diversidad de la vida mejora muchos beneficios que los humanos obtienen de la Naturaleza, como madera de los bosques, ganado de los prados y peces de los océanos y ríos”, dice Isbell. “Sería de sabios invertir mucho más en conservar la biodiversidad”.
“La biodiversidad juega un gran papel en las metas de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas quiere alcanzar para asegurar el bienestar humano a largo plazo. Esto requerirá acciones para conservar y restaurar la biodiversidad desde la escala local a la global”, dice González.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5572

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.