sábado, 27 de mayo de 2017

INFORME FINAL DEL ACCIDENTE DE LA SONDA MARCIANA SCHIAPARELLI

El 19 de octubre de 2016 la sonda europea Schiaparelli se estrellaba contra la superficie de Marte dejando un bonito cráter en Meridiani Planum. Terminaba así el primer intento de la agencia espacial europea (ESA) para aterrizar suavemente en la superficie de Marte (la sonda Beagle 2 que llevaba Mars Express no fue un proyecto de la ESA). Tras una investigación preliminar en la que distintos subcontratistas se echaron la culpa unos a otros de forma un tanto bochornosa, se decidió que la causa fue un fallo en las unidad de medida inercial (IMU), de fabricación estadounidense. En concreto se dijo que la IMU (un giroscopio, hablando mal y pronto) había sufrido una saturación momentánea durante el despliegue del paracaídas, lo que provocó que el ordenador de a bordo pensase que la posición de la nave no era la prevista. Ahora, siete meses después ha aparecido el informe final de la ‘anomalía Schiaparelli’, como la denomina la ESA. ¿Y cuáles son las conclusiones?
ESA ExoMars 2016 (ESA).
Pues, efectivamente, al final resulta que el culpable directo del incidente escacharreli fue la IMU, aunque, como siempre ocurre en estos casos, el asunto es un poco más complicado. Veamos la secuencia de los hechos. Schiaparelli despertó de la hibernación a las 13:29:48 UTC del 19 de octubre mientras se dirigía hacía el planeta rojo tras separarse del orbitador ExoMars 2016 TGO. Los acelerómetros detectaron la entrada en la atmósfera marciana a las 14:22:22 y pocos minutos después se comprobó que la sonda estaba girando de forma inesperada.
Leer más
FUENTE


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.