miércoles, 12 de abril de 2017

TRÍO DE CRÁTERES

Cráter triple en Terra Sirenum

TRÍO DE CRÁTERES

A primera vista, parece que esta fotografía no tiene nada de especial, pero el gran cráter alargado muestra la huella del impacto de un objeto que podría haberse partido en tres antes de impactar en Marte.
Las imágenes fueron capturadas el 28 de junio por la sonda Mars Express de la ESA y centran su objetivo en una de las regiones más antiguas del Planeta Rojo, Terra Sirenum, en las tierras altas del sur.
Terra Sirenum en contexto
La fosa que protagoniza esta escena tiene 45 km de largo y 24 de ancho. Observando su contorno se puede intuir que su huella se debe a la formación de dos cráteres del mismo tamaño y otro menor. 
En el fondo del cráter pueden verse dos grupos de material más elevado. Estos picos se generaron en el momento en que se creó la cavidad del cráter inicial, debido a los impactos provocados por la gravedad. El menor de los tres cráteres también deja adivinar un pico central.  
Se cree que este tipo de cráteres se formaron al mismo tiempo, pero hay varias hipótesis sobre cómo se llegó a ello. Por ejemplo, es posible que un objeto se partiera en pedazos de menor tamaño al entrar en la atmósfera y que estos golpearan sucesivamente el mismo punto de la superficie marciana. 
Otra hipótesis es que el objeto se habría dividido en dos o tres grandes pedazos durante el primer contacto con la superficie, y los nuevos fragmentos se habrían desplazado hacia delante formando el segundo y el tercer cráter. 
Una tercera propondría que estos cráteres podrían deberse al impacto de varios componentes fuertemente unidos, un asteroide doble o triple, por ejemplo. 
Topografía de un cráter tripe
En cualquier caso, como las capas de escombros creadas durante la formación del cráter son continuas y presentan un grosor uniforme a su alrededor, parece evidente que los impactos se produjeron al mismo tiempo. 
Además, el material eyectado no se distribuye de forma uniforme alrededor de la cavidad, por lo que se aprecian dos lóbulos opuestos, creando un patrón en forma de mariposa.
Vista en perspectiva de un cráter tripe
Esta formación hace pensar que la superficie se vio golpeada desde un ángulo bajo, con el objeto descendiendo de derecha a izquierda, lo que hizo que se acumulara más material eyectado en esa dirección. 
El material también alcanzó a los cráteres cercanos, especialmente aquellos en el extremo derecho y en la parte inferior derecha de la imagen principal. 
El cráter circular justo más arriba del cráter alargado de esta vista es otro tipo de cráter triple. Los dos cráteres menores —uno en el borde y otro en la base— se formaron en momentos distintos, tal y como determinan los principios de la superposición. Sus contornos están bien definidos, lo que indica que el cráter mayor tuvo tiempo de formarse y asentarse antes de que se produjeran los otros. 
La deformación en el borde del cráter interior podría deberse a la formación del cráter alargado.
Anaglifo de Terra Sirenum
En esta escena pueden apreciarse otros numerosos ejemplos de cráteres superpuestos, prueba de la gran antigüedad de la región. 
Además de arrojar luz sobre la historia de los cráteres, Mars Express y la sonda Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA han detectado signos de minerales arcillosos en las capas de material observadas en el interior de los cráteres y en las planicies entre ellos, lo que sugiere la presencia de agua en la zona hace más de 3.700 millones de años.
FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.