martes, 1 de noviembre de 2016

UN JOVEN SISTEMA ESTELAR CAPTADO MIENTRAS FORMA MULTIPLES ESTRELLAS



Por primera vez, los astrónomos han visto un polvoriento disco de material alrededor de una estrella joven fragmentándose para formar un sistema múltiple de estrellas. Esta imagen contiene nuevas observaciones de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), en Chile, ¡y nos muestra el proceso en plena acción!
Las estrellas se forman en nubes cósmicas de gas y polvo, cuando el fino material de las nubes colapsa gravitatoriamente en núcleos más densos que, a su vez, atraen material adicional hacia el interior. El material que cae hacia el interior forma un disco giratorio alrededor de la estrella joven y se consume lentamente. Finalmente, la joven estrella reúne la suficiente masa como para generar la temperatura y la presión necesarias en su centro que acabarán desencadenando la fusión nuclear.
Las estrellas que no tienen compañera — como nuestro Sol — no son tan comunes como pensábamos. De hecho, casi la mitad de las estrellas de nuestra galaxia tiene, al menos, una compañera, ¡y algunas son aún más sociables! Estudios previos indican que las estrellas que se encuentran en sistemas múltiples tienden a estar o bien relativamente cerca una de la otra, dentro de una distancia de aproximadamente 500 veces la distancia Tierra-Sol (conocida como unidad astronómica o UA), o bastante más lejos, a unas 1.000 UA.
Teniendo en cuenta estas distancias tan diferentes, los científicos concluyeron que existían dos mecanismos principales de producción de sistemas de estrellas múltiples: o bien la nube original colapsó de forma inestable y se fragmentó, haciendo que cada fragmento resultante acabase formando una nueva estrella, o bien el disco en rotación alrededor de una estrella ya existente se fragmentó, con el mismo resultado. Es más probable que los sistemas con mayor separación se formen mediante el primer proceso (tal y como sugieren recientes estudios observacionales) y los sistemas estelares cuyas estrellas están más cerca las unas de las otras, se formen a través del segundo (aunque hay pruebas limitadas de este proceso).
Los nuevos datos de ALMA ofrecen evidencia observacional de esta conclusión. Esta imagen muestra el segundo proceso en acción, como se ve en el joven sistema estelar triple L1448 IRS3B. El trío aún está profundamente embebido en la nube parental en la constelación de Perseo, a unos 750 años luz de la Tierra, y se alimentan vorazmente del material del disco circundante. ALMA ha revelado que este disco tiene una estructura espiral, una característica que indica inestabilidad gravitatoria.
Notas:
El conjunto ALMA, (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) es una instalación astronómica internacional fruto de la colaboración entre Europa, Norteamérica y Asia Oriental, en cooperación con la República de Chile. La construcción y operaciones de ALMA están lideradas por ESO en representación de Europa; por el Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO, National Radio Astronomy Observatory) en representación de América del Norte; y por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ, National Astronomical Observatory of Japan) en representación de Asia Oriental. El Observatorio Conjunto ALMA (Joint ALMA ObservatoryJAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operaciones de ALMA.
Enlaces
Crédito:

ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/J.J. Tobin (University of Oklahoma/Leiden University)

Sobre el objeto

Nombre:L1448 IRS3B
Tipo:Milky Way : Star : Evolutionary Stage : Protostar
Milky Way : Star : Grouping : Multiple
Distancia:750 años luz

Formatos de imagen

Tamaño original
475,0 KB 
JPEG grande
96,6 KB

Zoom


Fondo de pantalla

1024x768
72,0 KB
1280x1024
94,3 KB
1600x1200
118,8 KB
1920x1200
135,9 KB
2048x1536
161,7 KB

FUENTE

Un joven sistema estelar captado mientras forma múltiples ... - ESO


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.