El aterrizaje de Schiaparelli en Marte iba a permitir que Europa y Rusia llegaran por primera vez al planeta rojo. Por desgracia, un posible problema informático hizo que la sonda se estrellase a más de 300 kilómetros por hora. El pasado viernes 21 de octubre a última hora, el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA difundió las primeras imágenes sobre la zona donde reposan los restos del módulo. Hoy su homóloga europea da a conocer nuevos datos.
En las fotografías se observa una mancha oscura borrosa, con unas dimensiones aproximadas de 15x40 metros, que señalan el lugar donde se estrelló Schiaparelli. Las imágenes en alta resolución, de acuerdo con la Agencia Espacial Europea, apuntan a que la sonda dejó un cráter de 2,4 metros de diámetro y 50 centímetros de profundidad, datos consistentes con la caída de una sonda de 300 kg a centenares de kilómetros por hora.
schiaparelli-caida
schiaparelli-2
schiaparelli3
schiaparelli-nasa
Las marcas asimétricas oscuras que se ven en los alrededores son más difíciles de interpretar. Según las primeras informaciones, si un meteorito golpease Marte a una velocidad de entre 40.000 y 80.000 kilómetros por hora, dejaría un rastro de desechos arrojados en el sentido del impacto. Por el contrario, en el caso de Schiaparelli, su descenso habría sido casi vertical salvo en las últimas etapas de aterrizaje, donde la ESA perdió el control del módulo. Los científicos especulan que los tanques de hidracina pudieron haber explotado, dejando escombros sobre el planeta rojo que todavía deben ser analizados.
Existe un arco largo oscuro adicional que los científicos aún no han podido explicar. Las primeras hipótesis señalan que esta mancha, situada en la parte derecha, puede deberse a restos del impacto y la hipotética explosión, pero no hay nada confirmado. Los puntos blancos que se observan en las imágenes no se han podido relacionar por el momento con el fallido amartizaje de Schiaparelli, aunque también podrían ser ruido de las propias fotografías. Los datos aportados permiten conocer más acerca de los problemas de la sonda, que ensombrecen parcialmente el éxito logrado por la misión ExoMars 2016 con la inserción en órbita del instrumento TGO.
FUENTE

La tumba en Marte de Schiaparelli, vista en imágenes