lunes, 26 de septiembre de 2016

LA ODISEA FINAL DE ROSETTA ( BITACORA DE ROSETTA 25 )

Dentro de apenas cinco días la sonda europea Rosetta pondrá final a su histórica misión de forma dramática realizando un aterrizaje no controlado sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. De esta manera terminará una misión que ha revolucionado nuestro conocimiento sobre los cometas y, por extensión, del sistema solar. En la noche del día 29 de septiembre (20:50 UTC) Rosetta realizará su última maniobra para comenzar un descenso casi en vertical de catorce horas que la llevará hasta la superficie. La sonda entrará en contacto con la superficie de Chury el día 30 de septiembre a las 10:40 UTC y, justo en ese momento, dará por finalizada su misión.
asas
Rosetta está a punto de concluir su misión de más de doce años (ESA).
Rosetta se situó en órbita de Chury en agosto de 2014 y desde entonces ha observado como la actividad del cometa primero aumentaba a medida que se aproximaba al Sol y luego disminuía al alejarse. Pero alejarse del Sol trae consigo una condena a muerte para Rosetta. A la sonda, alimentada por paneles solares, cada vez le cuesta más generar la energía necesaria para mantener sus sistemas e instrumentos operativos.
En 2011 Rosetta pudo hibernar mientras pasaba por el afelio de su órbita (el punto más alejado del Sol), pero esta vez no podrá repetir el truco. La órbita de Rosetta es ahora similar a la del cometa 67P y eso significa que se alejará del Sol hasta una distancia máxima de 850 millones de kilómetros, más allá de la órbita de Júpiter. Demasiado lejos incluso para los enormes y eficientes paneles de la sonda. Ante esta perspectiva la agencia espacial europea (ESA) tenía previsto o bien apagar la sonda y abandonarla a su suerte, o bien enviarla contra el cometa a gran velocidad. Pero existía una tercera posibilidad más atractiva: hacer aterrizar la sonda para que de esta manera se quede durante toda la eternidad sobre la superficie del cometa que ha estudiado.
sasa
Trayectoria final de Rosetta (ESA).
Lo malo es que Rosetta, a diferencia de su sonda Philae, no ha sido diseñada para aterrizar sobre Chury. La baja gravedad del cometa garantiza que la velocidad final de impacto será muy baja —de hecho, será similar a la de Philae, que también descendió en caída libre hacia el núcleo— y rondará los 3,2 km/h (90 cm/s). No obstante, lo más probable es que la sonda rebote y dé alguna vuelta de campana, sufriendo daños importantes en los elementos que sobresalen, como los paneles solares o los mástiles de los instrumentos. La mayor masa de Rosetta comparada con Philae garantiza que no rebotará demasiado lejos. En cualquier caso, no importa, porque en cuanto la sonda choque contra la superficie se apagará para siempre.
¿Por qué? Pues por varios motivos. Primero, porque la ESA es muy estricta con sus criterios para definir que la misión ha finalizado y uno de ellos es precisamente que el transmisor principal ha sido apagado voluntariamente (además, de esta forma se evitan futuras interferencias en la red de comunicaciones de espacio profundo). Segundo, porque la antena de ganancia principal dejará de apuntar a la Tierra tras el aterrizaje y la sonda no será capaz de enviar datos de ningún tipo. La ESA quiere terminar la misión mientras todos los instrumentos de la misión sigan activos, así que tiene que ser ahora o nunca (en realidad ahora mismo ya es imposible mantener activos todos los instrumentos al 100%). Diez horas antes de la maniobra de aterrizaje el software de la sonda será actualizado con la secuencia de desconexión y a partir de ese momento no habrá vuelta atrás (por motivos de seguridad no resulta fácil apagar una sonda de forma definitiva, así que el software ‘engañará’ a Rosetta para que crea que está siendo testeada en Tierra y apagar así su sistema de comunicaciones y de propulsión).



Entre el 9 de agosto y el 24 de septiembre Rosetta ha estado girando alrededor del cometa siguiendo órbitas muy próximas, de apenas 4 x 17 kilómetros, para estudiar el cometa desde muy cerca. Anteriormente la sonda había sido incapaz acercarse tanto por culpa de la actividad del cometa. Esta actividad no solo suponía un peligro por culpa del polvo y partículas que se desprenden del cometa, sino, especialmente, porque los restos cometarios confunden los sensores de navegación. De hecho, hace unas semanas Rosetta se desorientó —no por primera vez— por culpa del polvo cometario durante uno de estos sobrevuelos cercanos. El 24 de septiembre Rosetta dio por concluida esta fase de sobrevuelos próximos y comenzó a alejarse del cometa para situarse en su última órbita, de 16 x 23 kilómetros. El día 26 tendrá lugar la segunda parte de la maniobra de transferencia a esta órbita. El software del sistema de guiado será actualizado para que sea menos estricto con las distracciones debidas al polvo cometario durante el descenso final.
5 sept 5 km
Imagen del cometa tomada el 5 de septiembre a 5 km de distancia por la cámara OSIRIS. Se aprecia el polvo alrededor del cometa (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
La región elegida para el descanso final de Rosetta es Ma’at, una zona que destaca por presentar tres oquedades muy llamativas de entre 125 y 140 metros de diámetro y entre 50 y 65 metros de profundidad. En concreto, la sonda debe aterrizar entre la cavidad Ma’at 2 y Ma’at 3. La zona de Ma’at se halla en el lóbulo más pequeño del cometa —al igual que la región de Abydos, donde descansa Philae— y se ha caracterizado por presentar una actividad relativamente alta durante la misión. La depresión Ma’at 2 también se conoce con el nombre de Deir el-Medina y tiene un diámetro de 130 metros. Rosetta aterrizará muy cerca y durante la caída final tomará fotografías de las misteriosas estructuras apodadas ‘piel de gallina’ que se pueden ver en sus paredes.
(ESA/Rosetta/Philae/CIVA; NAVCAM: ESA/Rosetta/NAVCAM – CC BY-SA IGO 3.0; OSIRIS: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA; ROLIS: ESA/Rosetta/Philae/ROLIS/DLR).
Las zonas de aterrizaje de Philae y Rosetta, ambas en el lóbulo más pequeño del cometa (ESA/Rosetta/Philae/CIVA; NAVCAM: ESA/Rosetta/NAVCAM – CC BY-SA IGO 3.0; OSIRIS: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA; ROLIS: ESA/Rosetta/Philae/ROLIS/DLR).
ass ESA/Rosetta/NavCam
Detalle de la zona de Ma’at donde aterrizará Rosetta (ESA/Rosetta/NAVCAM).
Las oquedades de la región de Ma'at. Imagen de OSIRIS del 1 de julio de 2015 a 28 km de distancia (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
Las oquedades de la región de Ma’at. Rosetta aterrizará a la derecha de Ma’at 2. Imagen de OSIRIS del 1 de julio de 2015 a 28 km de distancia (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
asas 18 septiembre 12,1 km (ESA/Rosetta/NAVCAM).
La región de Ma’at 2 (Deir el-Medina) vista el 18 septiembre a 12,1 km de distancia (ESA/Rosetta/NAVCAM).
sas
La zona de Ma’at 2 (Deir el-Medina) vista en detalle (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
La sonda aterrizará sobre Chury a las 10:40 UTC del 30 de septiembre, con un error de unos 20 minutos. Debido a la distancia a la que se encuentra, la señal del aterrizaje no llegará a la Tierra hasta 40 minutos más tarde. Durante la mayor parte del descenso de 14 horas Rosetta caerá a una velocidad de unos 2,2 km/h. Solo en los últimos kilómetros la gravedad del cometa se incrementará de forma notable y acelerará la sonda hasta los 3,2 km/h. Una vez sobre el cometa la sonda habrá ‘muerto’ oficialmente. A medida que se aleje del Sol los restos de combustible hipergólico que quedan en los tanques y conducciones se congelarán y puede que provoquen un último espasmo de actividad en la nave al reventar la estructura.
Las últimas imágenes que transmitirán las cámaras NavCam y OSIRIS prometen ser espectaculares. La óptica de las cámaras permitirá que la superficie solo quede fuera de foco en las últimas decenas de metros, así que sin duda las imágenes de altísima resolución de Chury prometen ser espectaculares —dejando a un lado las adquiridas por Philae— (OSIRIS podría obtener su última imagen a 1,5 metros de distancia). La mayor parte de instrumentos científicos estarán operativos, ya que el objetivo de esta maniobra es precisamente ejecutarla antes de que Rosetta esté demasiado lejos del Sol para permitir que funcionen todos los instrumentos al mismo tiempo. Eso sí, el espectrómetro VIRTIS estará desactivado y el detector de polvo COSIMA no tendrá todos sus detectores operativos. Hay muchas esperanzas depositadas en el espectrómetro ROSINA, que estudiará la composición del cometa desde muy cerca y quizás permitirá desquitarse así del fracaso parcial de Philae en este punto.
as
Chorros activos en el cometa 67P (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
El próximo 30 de septiembre Rosetta terminará una misión que comenzó hace más de doce años cuando despegó desde la Guayana Francesa a bordo de un Ariane 5 G+ y se convertirá en el segundo artefacto humano en aterrizar sobre un cometa tras Philae. Hasta la fecha Rosetta ha sido la misión planetaria de la ESA más ambiciosa y compleja. Al mismo tiempo nos ha mostrado la fascinante diversidad que puede presentar un pequeño cuerpo del sistema solar y ha obligado a reescribir todos los libros sobre cometas. Si Chury, que pensábamos era un simple cometa ‘del montón’ es tan fascinante y extraño, ¿qué maravillas se esconderán en el resto de millones de cometas que están vagando por el sistema solar?
8,8 km (ESA/Rosetta/NAVCAM).
El cometa 67P visto a 8,8 km (ESA/Rosetta/NAVCAM).
17 septiembre 5 km OSIRIS
La superficie del 67P vista el 17 septiembre a 5 km (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
17 septiembre 7,7 (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
La región de Khonsu con una enorme roca vista el 17 septiembre a 7,7 km (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
2 sep 4 km
La superficie vista el 2 de septiembre a 4 km (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
3 agosto 10 km
La superficie vista el 3 de agosto a 10 km (ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA).
Bola extra: para seguir el final de Rosetta lo mejor es escuchar la banda sonora que el mítico Vangelis ha creado para la misión. No es de sus mejores creaciones, cierto, pero, qué demonios, es de Vangelis.
FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.