sábado, 4 de junio de 2016

Una Bola de Fuego Ilumina el Cielo de Arizona

Durante unos pocos segundos, la madrugada del jueves se convirtió en día cuando una extremadamente brillante bola de fuego iluminó el cielo en Arizona, pocas horas antes del amanecer, cegando todas las cámaras de meteoros hasta Nuevo México.
En base de los últimos datos, un pequeño asteroide con un tamaño aproximado de 1 a 2 metros de diámetro - con una masa de unas cuantas toneladas y una energía cinética de aproximadamente la mitad de un kilotón - entró en la atmósfera de la Tierra por encima de Arizona antes de las 4:00 a.m., hora local. La NASA estima que el asteroide se movía a unos 64.700 kilómetros por hora.
Informes de testigos colocan el objeto a una altitud de 91 kilómetros por encima del Bosque Nacional de Tonto, al este de la ciudad de Payson, moviéndose casi con rumbo sur. Fue visto por última vez a una altitud de 35 kilómetros por encima de ese mismo bosque.
“No hay reportes de daños ni de heridos, solo un montón de luz y estallidos”, dijo Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA. Cooke señala que él y otros expertos en meteoritos tuvieron dificultades en obtener información de esta bola de fueg,o pues las cámaras fueron casi completamente saturadas por el resplandor del evento.
Los impactos de meteoritos son un proceso natural que ocurre continuamente. Cada día, entre 80 y 100 toneladas de material caen a la Tierra desde el espacio en forma de polvo y meteoritos. En los últimos 20 años, el Gobierno de Estados Unidos ha detectado cerca de 600 pequeños asteroides, de pocos metros de tamaño, que han entrado en la atmósfera de la Tierra y han creado espectaculares bólidos. El superbólido que impactó sobre Chelyabinsk, Rusia en el año 2013 se estima que medía 20 metros y que liberó más de 800 veces la energía de la bola de fuego de Arizona. Impactos de ese tamaño tienen lugar un par de veces en un siglo, y los impactos de asteroides más grandes suelen ser mucho menos frecuentes (en la escala de siglos a milenios), pero pueden ocurrir en cualquier día.
La Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA es responsable de encontrar, seguir y caracterizar asteroides cercanos a la Tierra, identificando los objetos potencialmente peligrosos. Más de 14.000 asteroides cercanos a la Tierra (NEAs) se han descubierto desde que la NASA comenzase en 1998 a detectar, rastrear y catalogar asteroides y cometas.

Vídeo obtenido por la cámara de meteoritos de la NASA situada en el Observatorio MMT del Observatorio Fred Lawrence Whipple, que se encuentra en el Monte Hopkins, Arizona, en las montañas de Santa Rita. Credits: NASA/MEO

FUENTE

Una Bola de Fuego Ilumina el Cielo de Arizona


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.