jueves, 19 de mayo de 2016

Las islas del Pacífico ya están desapareciendo

Varias islas del archipiélago de las Salomón han desaparecido en los últimos años debido a la subida del nivel del mar.
Foto
La escala a la que suceden lo acontecimientos climáticos es distinta a la escala humana. Tanto es así que no nos damos cuenta de los cambios que estamos introduciendo. No habrá un día D en el que se dé el fin del mundo tal y como lo conocemos, sino que este se da sin parar, inexorablemente, cada día de nuestras vidas.
Cinco islas del archipiélago de las Salomón ya han desaparecido engullidas por el océano en los últimos años por culpa de la subida del nivel del mar. Esto nos da una idea de lo que va a ir pasando en el futuro próximo.
Este archipiélago está formado por unas 1.000 islas de origen volcánico que juntas apenas superan los 28.000 Km cuadrados de extensión, pero que es el hogar de más de medio millón de personas. Son, además, un buen laboratorio donde comprobar los efectos del cambio climático.
El nivel del mar alrededor de estas islas ha estado subiendo 7 mm anuales desde 1994 por culpa del calentamiento global. Quizás esto no parezca gran cosa, pero, si lo unimos a las tormentas, es suficiente como para romper el frágil equilibrio que las mantiene o mantenía por encima del agua.
Según Simon Albert (University of Queensland) hay un nivel de fondo de subida del nivel del mar debido al calentamiento global y entonces el añadido de la presión natural de ciclos de vientos alisios, que ha empujado el agua hacia el Pacífico Occidental, ha creado un gran problema.
El ritmo de subida global promedio es de 3 mm anuales, pero se acelerará hasta unos 7 mm a finales de siglo, según la subida de las temperaturas funda los hielos polares y la dilatación del agua marina haga que esta se expanda.
Según este Albert, todas las proyecciones apuntan a que hacia la segunda mitad de siglo el resto del planeta alcanzará el ritmo de subida del nivel del mar que ahora experimentan las islas Salomón.
Los registros dendrocronológicos obtenidos del análisis de los anillos de los troncos de los árboles muestran que el nivel del mar se ha mantenido estable a lo largo de los últimos siglos y que este solo estaba sujeto a variaciones temporales debidas a fenómenos climáticos como El Niño. Un patrón que se ha roto en décadas recientes.
Este investigador y sus colaboradores analizaron fotos aéreas y de satélite tomadas entre 1947 y 2014 para ver los efectos de la subida del nivel del mar a lo largo de ese tiempo en las costas de 33 islas de este archipiélago. El estudio resultante establece una conexión entre el cambio climático global y el ascenso del nivel del mar a escala local.
Foto
Estas imágenes muestran que hasta los años sesenta las aguas arrebataban apenas un 0,1% por unidad de área a estas islas. Pero que el porcentaje se elevó hasta el 0,5% anual hasta 2002 y, desde entonces, ha explotado hasta el 1,9%.
Cinco de estas islas tenían en 1947 un tamaño de entre 1 y 5 hectáreas y en 2014 ya estaban completamente desaparecidas. Otras seis islas han reducido su tamaño de un 20% a un 62% respecto al que tenían originalmente. Todo ello confirma lo que comentaba la gente que vive por el lugar.
La más poblada de estas islas es Nuatambu, que es el hogar de 25 familias, personas que han visto como el agua se ha llevado 11 de sus casas desde 2011.
En varios casos los habitantes ya han tenido que mudarse a las zonas más elevadas de la propia isla o, directamente, han tenido que cambiar de isla. Algunas comunidades y familias se han roto, con algunos miembros desplazados y otros aún resistiendo en su isla de origen.
Sirilo Sutaroti, el jefe de la tribu de pescadores paurata, y que cuenta ya con 94 años de edad, lo comenta: “El mar ha empezado a adentrarse, lo que nos ha obligado a subir colina arriba y reconstruir nuestro pueblo lejos del mar”.
Los animales también están bajo amenaza, pues el aislamiento que estas islas proporcionan es ideal para el anidamiento y la puesta de huevos lejos de los depredadores. Son sobre todo esenciales para aves y tortugas que están en peligro de extinción.
Según Matt King (University of Tasmania), aunque la temperatura global se estancara al nivel actual, el mar continuaría subiendo a lo largo de los siglos venideros debido a que los glaciares están ya fuera del equilibrio respecto a su entorno y seguirán fundiéndose. “Estamos atrapados en un nivel del mar que, en el mejor de los escenarios posibles, subirá al final decenas de centímetros”, sostiene este investigador. Pero la realidad será muchísimo peor si no actuamos en contra de las emisiones de dióxido de carbono, añade.
Foto
En fenómeno se tragará muchas otras islas en la zona y en otras partes del mundo, así como zonas costeras, en las próximas décadas. “La cuestión es cómo de peor deseamos que sea. La situación de las islas Salomón es una ventana a lo que puede pasar, naciones enteras se enfrentaran a su extinción”, afirma King.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4933

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.