martes, 12 de abril de 2016

EL COMETA QUE CAMBIA DE COLOR

The colour-changing comet

EL COMETA QUE CAMBIA DE COLOR

Se ha podido observar al cometa de Rosetta cambiando de color y brillo ante los ojos de la sonda de la ESA a medida que el calor del Sol elimina la superficie vieja para abrir paso a un material más fresco.
El espectrómetro de imagen térmica en el infrarrojo y visible de Rosetta, VIRTIS, empezó a detectar estos cambios en las partes del cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko iluminadas por el Sol, especialmente las regiones del hemisferio norte y ecuatoriales, durante los meses posteriores a la llegada de la nave en agosto de 2014. 
Un nuevo artículo publicado en el periódico Icarus informa de los hallazgos preliminares de este estudio, hasta noviembre de 2014, tiempo durante el cual Rosetta estuvo operando a una distancia entre los 100 km y los 10 km del núcleo del cometa. Al mismo tiempo, el propio cometa se desplazaba a lo largo de su órbita más cerca del Sol, de aproximadamente 542 km a 438 km.
VIRTIS controlaba los cambios en la luz reflejada desde la superficie en un amplio rango de ondas infrarrojas y visibles, como indicador de los cambios moderados en la composición de la capa más exterior del cometa. 
El cometa el 19 de septiembre de 2014. NavCam
Cuando llegó, Rosetta encontró un cuerpo increíblemente oscuro, que reflejaba alrededor del 6% de la luz visible que caía sobre él. Esto se debe a que la mayor parte de la superficie está cubierta de una capa de polvo oscuro y seco compuesto por una mezcla de minerales y sustancias orgánicas.
Algunas superficies son ligeramente brillantes, y algunas levemente oscuras, lo que presenta indicios sobre su composición. La mayor parte de la superficie tiene un tono rojizo a causa de un material orgánico, mientras que el material helado se muestra con cierto tono azul.
Incluso cuando Rosetta se encontró por primera vez con el cometa lejos del Sol, el hielo oculto bajo la superficie estaba calentándose gradualmente, canalizándose en forma de gas y escapándose, levantando parte del polvo de la superficie y formando la cabellera y la cola del cometa.
VIRTIS muestra como a medida que las capas de polvo "viejas" eran expulsadas lentamente, iba surgiendo material más fresco de forma gradual. Esta nueva superficie era más reflectante, lo que provocaba que el cometa se viera más brillante, y más rica en hielo, dando lugar a patrones más azulados.
Mosaico Imhotep
De media, el brillo del cometa cambió un 34%. En la región de Imhotep, aumentó de un 6,4% a un 9,7% durante los tres meses que duraron las observaciones.
"Parece que la tendencia general es que aumente el agua helada en las capas superficiales del cometa, lo que provoca un cambio en las firmas espectrales observadas" En ese sentido, parece como si el cometa cambiase de color ante nuestros propios ojos", declara Gianrico Filacchione, autor principal del estudio.
"Esta evolución es consecuencia directa de la actividad ocurrida sobre la superficie y justo debajo de la superficie del cometa.  La desaparición parcial de la capa de polvo provocada por el inicio de la actividad gaseosa es la causa probable de la creciente abundancia de agua helada en la superficie".
"Las propiedades de la superficie son verdaderamente dinámicas, cambian con la distancia del Sol y los niveles de actividad del cometa", añade Fabrizio Capaccioni, investigador principal de VIRTIS.
"Hemos empezado a analizar los conjuntos de datos posteriores y ya podemos afirmar que la tendencia continúa en las observaciones realizadas después de noviembre de 2014".
"Hasta el momento, ninguna misión de cometa había observado la evolución de las propiedades de la superficie con la actividad y es uno de los objetivos científicos principales de la misión Rosetta", informa Matt Taylor, jefe científico del proyecto Rosetta de la ESA
"Es maravilloso ver publicados artículos científicos sobre este tema y estamos impacientes por ver cómo cambian las cosas en el transcurso de la misión".
Para más información:
Gianrico Filacchione
VIRTIS deputy principal investigator
INAF-IAPS, Rome, Italy
Email: gianrico.filacchione@iaps.inaf.it

Fabrizio Capaccioni
VIRTIS principal investigator
INAF-IAPS, Rome, Italy
Email: fabrizio.capaccioni@iaps.inaf.it

Matt Taylor
ESA Rosetta Project Scientist
Email: matt.taylor@esa.int

Markus Bauer 



ESA Science and Robotic Exploration Communication Officer




Tel: +31 71 565 6799





Mob: +31 61 594 3 954





Email: markus.bauer@esa.int




FUENTE

El cometa que cambia de color / Spain / ESA in your country ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.