sábado, 16 de abril de 2016

Calentamiento global subestimado

Un par de estudios recientes señalan desde distintos puntos de vista que el calentamiento global que vamos a sufrir en la Tierra será superior a lo estimado.
Foto
El calentamiento global es un hecho, es algo que se puede medir. Debido a la politización que los políticos de derechas han ejercido sobre el tema, los climatólogos han sido cautos a la hora de elaborar predicciones sobre el alcance del fenómeno, quizás demasiado.
Un nuevo estudio, realizado por investigadores daneses y canadienses, publicado hace poco muestra que los modelos climáticos usados normalmente para simular la fusión de la capa de hielo de Groenlandia subestiman el impacto de episodios de tiempo excepcionalmente cálido.
El estudio analiza las causas de dos eventos de fusión ocurridos en 2012 del 8 al 11 julio y del 27 al 28 de ese mismo mes.
En uno de esos episodios la capa de hielo se derritió en más de 28 cm al día, lo que constituyó el ritmo de fusión diario más intenso jamás registrado. Aunque ambos eventos duraron sólo 6 días en total y un 6% de la estación cálida en donde se funde el hielo, contribuyeron con un 14% a la fusión total.
Aunque la fusión está dominada generalmente por la energía radiante procedente del Sol, los investigadores descubrieron, gracias a los datos tomados in situ por el sistema PROMICE, que en este caso la temperatura del aire y su contenido en humedad fueron más importantes que la irradiación solar.
Se espera que este tipo de fenómenos de fusión de origen no radiativo sean más frecuentes en el futuro según el calentamiento climático se haga cada vez más importante. Sirven, por tanto, de ejemplo de lo que sucederá en un futuro ya no tan lejano.
El hallazgo tiene implicaciones sobre cómo los modelos climáticos predicen la futura fusión del hielo en Groenlandia, pues se tiene en cuenta la irradiación del Sol como actor principal en la fusión del hielo y subestiman el efecto de otros agentes no radiativos en esta fusión.
El nivel del hielo puede llegar a reducirse en 10m en unos pocos meses, en gran parte debido a este tipo de eventos. Sucesos de los que no se tenía constancia hace 10 años y que actualmente son registrados rutinariamente gracias a la red PROMICE de instrumentos diseminados por la región.
El problema de la fusión del hielo en Groenlandia es que puede entrar en un ciclo de retroalimentación positiva si la cantidad de hielo fundida expone suficiente superficie rocosa, que es más oscura que el hielo y absorbe más energía solar.
Es difícil imaginar la cantidad de hielo acumulado en Groenlandia (o en el caso de la Antártida en el otro hemisferio). El nivel del mar alrededor de Groenlandia es superior a lo que debería debido a que la gravedad ejercida por ese hielo atrae el agua circundante. Si todo ese hielo se derritiera, el nivel del mar circundante disminuiría, mientras que en el resto del planeta subiría varios metros. La catástrofe sería inmensa y muchas ciudades costeras, e incluso países, desaparecerían.
Por desgracia, esta no es la única mala noticia al respecto. Otro estudio realizado por investigadores de Lawrence Livermore National Laboratory y de Yale University ha encontrado que los modelos climáticos también sobre-estiman la capacidad de reflejar la luz que tienen las nubes.
Al parecer todos estos modelos consideran a las nubes mucho más brillantes de lo que son en realidad, por lo que reflejan más luz solar en dichos modelos que en la realidad. El resultado es una predicción de calentamiento inferior a la real.
Según la atmósfera se calienta debido a los gases de efecto invernadero emitidos por el ser humano, las nubes compuestas por gotas de agua líquida se hacen más numerosas que las compuestas de cristales de hielo. Como las primeras reflejan más luz solar hacia el espacio siempre se ha pensado que esto sirve de freno al calentamiento al actuar como un ciclo de retroalimentación negativa.
Sin embargo, los parámetros usados en la mayoría de los modelos climáticos para tener en cuenta este fenómeno no son realistas. Los autores de este estudio han modificando estos parámetros de una forma más cercana a la realidad y han visto que esta retroalimentación negativa causada por las nubes es inferior a lo que antes se creía y, por tanto, las predicciones obtenidas ahora predicen un mayor calentamiento en el futuro.
La sensibilidad climática aumenta desde los 4 grados centígrados a los 5 o 5,3 debido a este efecto. La sensibilidad climática viene a significar el cambio en la temperatura superficial media global debido al efecto del dióxido de carbono.
Los modelos actuales predicen un aumento de entre 2,1 a 4,7 grados de calentamiento debido a que el dióxido de carbono atmosférico se multiplique por 2.
Este resultado se añade a otros estudios que concluyen que otros efectos de las nubes tienen a exacerbar el efecto del calentamiento global.
Todos estos estudios recientes tienden a dar la razón a los científicos que en el pasado ya predijeron un calentamiento global rápido y que fueron tildados de catastrofistas.
Conforme se empiecen a notar los efectos del calentamiento global, se producirán más crisis de todo tipo a nivel global, incluyendo las guerras. Recordemos que el conflicto de Siria empezó con una sequía que desplazó a millones de personas del campo a las ciudades en poco tiempo. ¿Cómo intentarán contener los países más privilegiados a los millones de personas que llamarán a sus puertas?
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4909

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.