sábado, 26 de marzo de 2016

OBSERVAN ESTALLIDO DE SUPERNOVA DESDE SU COMIENZO

OBSERVAN ESTALLIDO DE SUPERNOVA DESDE SU COMIENZO

Por primera vez se observa el momento cuando la explosión de una supernova rompe la superficie de la estrella.

 
(25 marzo 2016 - NASA/CA) Hasta el momento los astrónomos llegaban siempre tarde a las explosiones de supernovas, al detectarlas cuando estas ya habían comenzado a explotar. Es que los detectores de explosiones cósmicas revisan cada sector del cielo cada varios días, y como las supernovas estallan aleatoriamente en cualquier dirección del cielo, es difícil tener una cámara mirando un sector del cielo esperando que frente a ella estalle una estrella.
Imagen arriba: Video de ilustración del "shock de ruptura" de una supernova, el momento cuando la onda de choque de la explosión llega a la superficie de la estrella. Se ilustra en una representación artística. Crédito: NASA Ames, STScI / G. Tocino.
Así se perdían el inicio de la explosión, el brillante destello de la onda de choque de la explosión de una estrella - lo que los astrónomos llaman el "shock breakout" o "shock de ruptura". Corresponde al momento en el que la explosión, que se inició al interior de la estrella cruza su superficie. Para que a una estrella le ocurra esto debe encontrarse en el final de su existencia, transformada en una gigantesca gigante roja, cuyo diámetro envolvería la órbita de la Tierra.
Pero eso cambió con el telescopio espacial Kepler de Estados Unidos, diseñado como un cazador de planetas extrasolares operado remotamente desde la Tierra, para lo cual permaneció observando durante tres años un mismo sector del cielo, con la idea de captar las variaciones en el brillo de las estrellas cuanto un planeta llegaba a pasar frente a esta, tomando una foto cada 30 minutos.
Este telescopio espacial operó entre los años 2009 y 2013 buscando exoplanetas desde una órbita solar de 372,5 días, que lo lleva a ir tras la Tierra, alejándose cada vez más. Su misión principal fue terminada en Mayo del 2013, tras la falla de dos de sus ruedas de reacción que ayudan a mantener la nave espacial apuntada. Sin embargo, con la misión K2 se reiniciaron las actividades con la nave espacial de la NASA, el equipo ahora está barriendo el firmamento a la caza de supernovas en galaxias lejanas.
Y los científicos del proyecto K2 han comenzado a entregar resultados. Un equipo científico internacional dirigido por Peter Garnavich, profesor de astrofísica en la Universidad de Notre Dame, en Indiana, analizó la luz captada por Kepler de 500 galaxias distantes, buscando unos 50 billones de estrellas. Ellos estaban buscando signos de explosiones estelares conocidas como supernovas y las encontraron.
En 2011, dos estrellas masivas, súper-gigantes rojas, explotaron ante la vista de Kepler. La primera, KSN 2011a, era casi 300 veces el tamaño de nuestro sol y estaba a 700 millones de años luz de la Tierra. La segunda, KSN 2011d, es aproximadamente 500 veces el tamaño de nuestro sol y está a alrededor de 1,2 millones de años luz de distancia.
"Para poner en perspectiva su tamaño, la órbita de la Tierra alrededor de nuestro sol podría encajar cómodamente dentro de estas estrellas colosales", dijo Garnavich que es es parte de un equipo de investigación conocido como la Encuesta Extragalactica Kepler o KEGS.
Ya se trate de un accidente aéreo, accidente de tráfico o supernova, la captura de imágenes de sucesos repentinos, catastróficos es extremadamente difícil, pero tremendamente útil para comprender sus causas. La mirada constante de Kepler permitió a los astrónomos ver, por fin, una onda de choque de una supernova en el momento que llegó a la superficie de una estrella. El shock de ruptura en sí dura sólo unos 20 minutos, por lo que poder asistir a este evento es un hito de investigación para los astrónomos.
"Con el fin de ver algo que ocurre en escalas de tiempo de minutos, desea tener una cámara de vigilancia de forma continua el cielo", dijo Garnavich. "Usted no sabe cuando una supernova va a encenderse, y la vigilancia de Kepler nos permitió ser testigos de como comenzó la explosión."
Las supernovas como estas - conocidas como Tipo II - comienzan cuando el horno interno de una estrella agota su combustible nuclear, provocando el colapso de su núcleo por la acción de la gravedad que ya no es anulada por la energía térmica generada en su núcleo por la fusión nuclear. Entonces parte del interior de la estrella cae sobre el núcleo donde se forma una dura estrella de neutrones donde rebotan, generando una onda de choque que tarda cerca de un día en alcanzar la superficie de la estrella.
Las dos supernovas encajaban bien con modelos matemáticos de explosiones tipo II reforzando las teorías existentes. Pero también revelaron lo que podría llegar a ser una variedad inesperada en los detalles de estos eventos catastróficos estelares.
La comprensión de la física de estos hechos violentos permite a los científicos a entender mejor cómo se han esparcido las semillas de la complejidad química y bases de la vida en el espacio y el tiempo en la Vía Láctea.
"Todos los elementos pesados en el universo provienen de las explosiones de supernovas. Por ejemplo, toda la plata, níquel y cobre en la tierra e incluso en nuestros cuerpos procedían de la agonía explosiva de estrellas", dijo Steve Howell, científico del proyecto Kepler de la NASA y del K2 en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, California. "La vida existe a causa de las supernovas."
"Mientras que Kepler ha dejado la puerta abierta para la observación del desarrollo de estos eventos espectaculares, el K2 la abrirá de par en par, observando decenas más de supernovas," dijo Tom Barclay, científico investigador principal y director de la oficina de observación Kepler y K2 en Ames. "Estos resultados son un preámbulo tentadora para lo que está por venir con K2!"



FUENTE
OBSERVAN ESTALLIDO DE SUPERNOVA DESDE SU COMIENZO

Círculo Astronómico


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.