sábado, 12 de marzo de 2016

La galaxia más lejana

Consiguen obtener un espectro de una galaxia que se formó cuando el universo sólo tenía un 3% de la edad actual.
Foto
Gracias al telescopio Hubble se ha podido registrar la galaxia más lejana hasta el momento, objeto que se encuentra en dirección de la Osa Mayor. A esta galaxia se la ha denominado GN-z11. Está tan lejos que la luz que recibimos de ella se emitió al cabo de sólo 400 millones de años tras el Big Bang.
Al ser medida la distancia por el corrimiento al rojo de su espectro completo se tiene mucha seguridad en la medida. Arroja una distancia de 13.400 millones de años luz. El descubrimiento permite obtener pistas de cómo fue la primera generación de galaxias.
Aunque la galaxia es muy débil por culpa de la distancia a la que se encuentra, en realidad es intrínsecamente brillante. La vemos, eso sí, como era en esa época. Como todos sabemos, cuanto más lejos en el espacio miramos más atrás en el tiempo nos remontamos.
Foto
Las medidas fueron realizadas con la cámara WFC3 del Hubble, que permitió una espectroscopía de precisión, pues hasta entonces sólo se contaba con imágenes realizadas con diversos filtros de color, lo que no permite precisión en la medida del corrimiento al rojo. Hasta hace poco se creía que observar algo así sólo podría ser posible gracias al telescopio James Webb, que se espera poder lanzarlo en 2018.
Como su nombre indica, GN-z11 tiene un corrimiento al rojo de 11,1, lo que corresponde a 400 millones de años tras el Big Bang, cuando el Universo sólo contaba con un 3% de su actual edad. Otro caso de este tipo, EGSY8p7, tiene un corrimiento de 8,68.
Esta galaxia pertenece al comienzo de la época a la que se ha llamado de reionización, cuando las estrellas empezaron a inundar con luz su entorno, lo que ionizó el gas circundante.
GN-z11 es 25 veces más pequeña que nuestra Vía láctea y contiene sólo un 1% de su masa. Pero tiene un ritmo de formación estelar 20 veces superior al que tiene nuestra galaxia en la actualidad. Esta rápida formación estelar es lo que hace que sea tan brillante. Según los cálculos teóricos previos, este tipo de galaxias no debían de existir tan pronto y, por tanto, nos recuerda que no sabemos muy bien cómo fueron las primeras etapas del Universo.
Es sorprendente que galaxias tan relativamente masivas para la época existían al cabo de sólo 200 o 300 millones de años de que se formaran las primeras estrellas. Este ritmo de alta formación estelar sin duda ayudó en ello.
Se especula que quizás estas galaxias se constituyeron cuando las primeras generaciones de estrellas se formaban alrededor de agujeros negros. Sin embargo, nada de esto se podrá confirmar hasta que se lance el James Webb y se pueda observar mejor esa época.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4889
Fuentes y referencias:
Copia artículo original.
P. A. Oesch, G . Brammer, P. G. Vandokkum, G. D. Illingworth, R. J. Bouwens, I. Labbe, M. Franx, I. Momcheva, M. L. N. Ashby, G. G. Fazio, V. Gonzalez, B. Holden,d. Magee, R. E. Skelton, R. Smit, L. R.spitler, M. Trenti, S. P. Willner. A REMARKABLY LUMINOUS GALAXY AT Z = 11.1 CONFIRMED WITH HUBBLE SPACE TELESCOPE GRISM SPECTROSCOPY. Astrophysical Journal., 2016.
Foto: NASA, ESA, and P. Oesch (Yale University).
Dibujo: NASA / ESA / A. Field, STScI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.