miércoles, 2 de marzo de 2016

La galaxia espiral starburst NGC 3310 con Gemini Norte

(Ya sabéis, esto es mi blog personal, muchas veces dejo al principio del post mis párrafos personales sobre lo que siento en ese momento. Si quieres ir directamente a la chicha de la historia, sáltate los párrafos en cursiva). 

Hoy estoy un poco deprimido con respecto a mis labores divulgativas. Por un lado, se me cae la cara de vergüenza de no haber sido capaz de publicar una historia en Universo Rayado en 3 meses. Vale. He estado muy liado o de desconexión total más que necesaria, y tengo el borrador de la siguiente historia, pero estoy siendo perfeccionista ahí y encima me he dicho que la siguiente historia que publicara en mi nuevo blog iba a ser la de las "rayas de las galaxias". Esta semana tiene que salir sí o sí. Y a partir de entonces escribir historias más aleatorias más a menudo ahí. 

Pero en verdad eso no es lo que me ha deprimido hoy. Estaba ilusionado con participar en un concurso de divulgación científica en Australia, y tras hacerme vídeos y pruebas que he mandé a concurso estaba muy contento con el resultado. Hoy me han comunicado que ni siquiera he sido preseleccionado. Sinceramente, ha sido un palo y he tenido que ir a dar una vuelta para desconectar. No me lo esperaba. Me encantaría saber qué es lo que no hice bien... o lo que directamente hice mal. Quizá como alguien me ha sugerido la razón ha sido mi acentazo andalú hablando en inglés. No lo sé. Es entonces cuando pienso que para estas cosas me gustaría estar en España y compartir con mis colegas divulgadores científicos actividades, charlas, eventos, incluso podcasts. ¿O quizá tampoco serviría para eso y no me invitarían? 

Y es que hacer divulgación científica de calidad cuesta esfuerzo, tiempo, y tienes que tener el carisma necesario. Quizá estos pensamientos están hoy sesgados por el "síndrome del impostor", pero con los años... décadas que llevo haciendo divulgación científica, ¿quizá no lo hago de forma correcta? Por otro lado, mi trabajo principal sigue siendo realizar investigación científica (o, lo que es lo mismo en la época en la que ando, pasar la mayor parte del tiempo peleándote con proyectos, contratos y pedir tiempo de observación en telescopios, cosechando resultados desparejos en unos y otros dependiendo del año, teniendo que dejar todo lo demás aparcado días y semanas por cumplir ese dichoso "deadline", ayer el más reciente). Sigo haciendo divulgación sobre todo en mi tiempo libre. Con un hijo "muy activo" y estando solos mi pareja y yo en Australia mi tiempo libre tiendo a cero, y cada vez más si al final de un largo día, cuando por fin Luke está durmiendo (más de las 10 de la noche, equivalente a medianoche en España), si me pongo a ver una serie en Netflix para desconectar un rato encima tengo cargo de conciencia por no escribir en el blog, o ese artículo que tengo pendiente aquí o allí, o leer más lo que escriben mis colegas. Soy humano al fin y al cabo. Tengo un límite de lo que puedo hacer. 

Cuando esta tarde, ¡hace ya cuatro horas!, conducía de vuelta del despacho a casa tras recoger a Luke (hoy sólo han sido 35 minutos, un récord), pensaba en cómo orientar esta entrada en cursiva en mi blog, aún con la frustación de ese rechazo en mi mente. Parado en un semáforo curioseé Twitter y vi unas fotos que comentaba Clara Grima sobre los gases lacrimógenos lanzados sobre refugiados sirios, muchos de ellos niños. De nuevo volvieron a mí los pensamientos que recogía aquí tras la tragedia de Aylan el pasado septiembre y me di cuenta que daba igual lo que otra gente o "especialistas en divulgación científica" me digan: siempre he tenido un recibimiento excelente en los colegios de España y Australia que he visitado, o con los que me he conectado virtualmente, y a los niños les gusta hablar conmigo y preguntarme cosas. Más de estas actividades vendrán pronto (la semana que viene), y mi idea es continuar con ellas mientras pueda y me llamen a hacerlo. Por el mismo motivo decidí que, sí o sí, esta noche en vez de ver algo en Netflix después de cenar, por muy cansado que esté (10pm en Sydney, me he levantado a las 6am, a la misma hora que me toca la diana mañana), iba a recoger estos pensamientos y una historia científica en mi blog. Me proponía también sacar la que tengo pendiente en Universo Rayado, pero a las 11 y media de la noche que son ya lo pospongo de nuevo. Aún así espero os guste lo que viene a continuación. 

La famosa página web de NASA Astronomy Picture of the Day (APOD, Imagen Astronómica del Día) recoge hoy una bonita toma de la galaxia espiral starburst NGC 3310 conseguida con el Telescopio Gemini Norte, en Hawaii. 



"Bonita" toma de la galaxia espiral "starburst" NGC 3310 en la Osa Mayor, a unos 50 millones de años luz de distancia, conseguida con el telescopio de 8 metros Gemini Norte en Hawaii (EE.UU.). Esta imagen se consiguió por una iniciativa de divulgación llevada a cabo por la oficina International Telescopes Support Office (Oficina de Soporte de Telescopio Internacionales) que tiene mi instituto, elAustralian Astronomical Observatory (AAO), y aparece como Imagen Astronómica del Día de hoy, 1 de marzo de 2016. Los colores codifican la luz en filtros azules (B, en azul), rojos (R, en verde) y la emisión del gas ionizado (filtro Hα, en rojo)

Se trata de un objeto a unos 50 millones de años luz de nosotros, proyectado sobre la constelación boreal de la Osa Mayor, y accesible a telescopios de aficionado. A pesar de ser una galaxia espiral parecida a la Vía Láctea, NGC 3310 experimentó hace unos 100 millones de años una interacción con una galaxia enana. Esta interacción ha desatado un potente brote de formación estelar, además de "romper" las partes externas de la galaxia por las acción de las fuerzas de marea. En la imagen, todos los colores rojos-rosados corresponden a la emisión de la línea de hidrógeno una vez ionizado Hα, que como se ve está repartida por doquier en NGC 3310, a veces incluso formando alineaciones muy peculiares como ese "rayo" que surge del centro a la zona superior izquierda de la imagen. Es interesante notar que, aunque la interacción con la galaxia enana (que parece haber sido "engullida" por NGC 3310, sus restos pueden que conformen buena parte de la estructura difusa arqueada que aparece en la zona superior) sucedió hace 100 millones de años, el hecho de detectar tanta emisión en Hα habla de una actividad de formación estelar muy alta aún hoy día. Por eso se la clasifica de "starburst" o "estallante" (sí, como las que estudié para mi tesis doctoral, luego incluso nota de prensa del IAC, siendo estudiar estos objetos en frecuencia de radio el motivo por lo que me vine a Australia

Además de la emisión de las nebulosas (en Hα) esta imagen permite distinguir el color predominante de las estrellas: azul en su mayoría, incluso en sus partes más externas. De nuevo, esta observación nos habla de que las poblaciones estelares son relativamente jóvenes, dado que sólo las estrellas jóvenes emiten radiación dominante en colores azules y ultravioletas. 

Como decía arriba, la imagen se ha obtenido con el Telescopio Gemini Norte en Hawaii. Y puedo decir mucho más sobre ello, porque, de forma indirecta, he estado involucrado en todo esto. Aunque no lo comentan en APOD, la iniciativa de observar este objeto partió de la International Telescopes Support Office (Oficina de Soporte de Telescopio Internacionales) que tiene mi instituto, el Australian Astronomical Observatory (AAO). En particular, mis compañeros Elaina Hyde, Richard McDermid y Stuart Ryder (AAO) convocaron una Cosmic Poll ("Encuesta Cósmica") abierta sobre todo a los ciudadanos australianos. Se pedía que votasen qué tipo de objeto se observara en uno de los Telescopios Gemini (de los que Australia era miembro hasta final de 2015) por motivos de divulgación. Resultó ganadora la opción de "galaxia individual", y de ahí se decidió observar NGC 3310. Además, se grabó en directo cómo sucedía la observación y la toma de los datos en Gemini Norte, y la propia web del Observatorio Gemini lo incluyó en su blog. El resultado es la imagen que sale hoy en APOD. 

Sin embargo, en mi humilde opinión, creo que la imagen se puede mejorar un poco. La parte central aparece demasiado saturada, y se pierden además los detalles de la parte externa. Además, no me termina de convencer el color. Mis compañeros del AAO saben que soy "muy exigente" con estas cosas, pero a diferencia de lo que hicimos con la imagen de NGC 6872, obtenida en 2011 por el Telescopio Gemini Sur, y que también fue APOD (*), por motivos que no detallaré no me pudieron pedir ayuda, y la composición en color se hizo por personal de Gemini.

Claro, uno no se puede contener... así que he jugado con la imagen un rato... Aquí os dejo la comparativa: 



Comparación entre la imagen de la galaxia espiral starburst NGC 3310 obtenida por el Telescopio Gemini North y aparecida en APOD del 1 de marzo de 2016 (izquierda) y la misma imagen pero realzada por técnicas de tratamiento de imagen por un servidor (derecha). Crédito: AAO ITSO Office, Gemini Obs./AURA & T. A. Rector (U. Alaska Anchorage), Realce: Ángel R. López-Sánchez (AAO/MQ). 

¿Cuál os gusta más? 

En conclusión, me voy hoy a la cama con un sabor agridulce. Sigo sin tener claro el alcance o validez o reconocimiento de mis actividades divulgativas. Pero creo son importantes y seguiré luchando por mantenerlas, subiendo aún más el nivel. Además, he pasado una hora larga escribiendo en el blog en lugar de estar viendo Netflix sobre el sofá. 

Y, visualmente y sintiéndolo mucho, Gemini, me gusta mucho más la imagen de la derecha... 

(*) Hasta la fecha, mi único APOD, y eso que lo he intentado mucho, sin éxito, así que esta nota al pie va también con un poco de frustración como lo que decía al principio en los párrafos en cursiva. 


Historias relacionadas 

Entrevista en AstronomíA (3 febrero 2016) 

Carta a Aylan de un astrofísico divulgador (4 septiembre 2015). 

Charla virtual desde el AAT con estudiantes en España (20 octubre 2015). 

La caída de gas en NGC 5253 (19 marzo de 2015) 

NGC 6872 con Gemini Sur: mi primera colaboración en APOD (4 abril de 2011) 

Galaxias enanas de marea (27 mayo de 2009) 

Nota de prensa del IAC: Estallidos de formación de estrellas (21 noviembre de 2008) 

Un poco (más) de autopublicidad (6 diciembre 2008) 

Interacciones Cósmicas (25 enero de 2008) 

Gas ionizado y gas neutro en la galaxia NGC 5253 (10 de julio de 2007) 

Me doctoro (30 noviembre 2006) 


FUENTE

El Lobo Rayado - Blogalia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.