viernes, 12 de febrero de 2016

Nuevos hallazgos sobre estromatolitos

Los estromatolitos de la bahía Shark forman ocho provincias distintas, cada una caracterizada por una estructura morfológica diferente.
Foto
Parece increíble que todavía queden sobre la Tierra estromatolitos como los que había hace miles de millones de años sobre la Tierra cuando no había todavía rastros de vida compleja. Los lugares en los que se encuentran nos abren una ventana a un mundo pretérito y primitivo, a la emergencia de la vida sobre este planeta.
Una de estas raras formaciones de estromatolitos está en el oeste de Australia, en la bahía Shark. Se llama laguna de Hamelin. Es la formación de estromatolitos más diversa del mundo. Está constituida por las estructuras pétreas, a la manera de arrecifes de coral, que crea un ecosistema de microbios vivos.
Los estromatolitos están hechos de caliza, pero se forman por la acción del tapete microbiano que crece en la superficie. La actividad de estos seres, sobre todo de las cianobacterias, da como resultado la agregación de granos de arena y la cementación por precipitación.
Ahora, un nuevo estudio internacional proporciona nuevas pistas y perspectivas sobre estas comunidades. Los investigadores implicados pasaron 3 años recolectando datos para levantar un mapa de la laguna de Hamelin. Descubrieron que ocho provincias de estromatolitos distintas, cada una caracterizada por una estructura morfológica diferente, muchas de ellas anteriormente desconocidas.
El estudio altera los modelos de crecimiento para los estromatolitos que había antes y documenta la importancia de la precipitación mineral en su formación, algo en común con los estromatolitos de hace 3000 millones de años.
Los fósiles de estromatolitos se pueden encontrar a lo largo del 75% de todo el registro fósil de la historia natural de este planeta. Su actividad fotosintética generó el oxígeno atmosférico que permitió más tarde la evolución de animales complejos. Sin ellos todos nosotros no estaríamos aquí.
Pese a su abundancia en el pasado, los estromatolitos vivos son escasos en la actualidad y no se comprenden muy bien. Los estromatolitos modernos, como estos de la laguna de Hamelin, se desarrollan en ambientes extremos de alta salinidad en donde la competencia de otros organismos, como corales o algas, no está presente. Los estromatolitos de la bahía Shark son un laboratorio vivo espectacular para estudiarlos.
Este hallazgo de la diversidad morfológica, de la comunidad microbiana y de la precipitación mineral en estos estromatolitos vivos de la bahía Shark indica la importancia de este sistema como una ventana la Tierra primitiva y proporciona las bases para reconstruir el entorno de esos ambientes primigenios. De este modo, se podrán comprender mejor cómo las comunidades microbianas interaccionan con estos ambientes.
El problema es que ahora esta comunidad de estromatolitos, patrimonio de la humanidad, empieza a estar en peligro debido a la subida del nivel del mar debido al cambio climático. Será muy vulnerable en las próximas décadas y su buena administración será crítica para la conservación de este paisaje único, de esta ventana al pasado remoto.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4867

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.