viernes, 22 de enero de 2016

DESCUBIERTO EL LUGAR DE IMPACTO DEL COHETE DE APOLO XVI

Artículo publicado por Jesse Emspak el 4 de enero de 2016 en SPACE.com
Una nave de la NASA con una aguda visión ha detectado el lugar de descanso final de uno de los cohetes que llevó a los astronautas a la Luna, más de 43 años después de que el impulsor impactase contra la superficie lunar.
La nave Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) ha encontrado finalmente el cráter creado por el impacto de la etapa S-IVB del cohete de la misión Apolo XVI en abril de 1972, según anunciaron funcionarios de la NASA.
Lugar del impacto de S-IVB de Apolo XVI
Lugar del impacto de S-IVB de Apolo XVI Crédito: NASA/Goddard/Arizona State University
El cráter del impacto, que tiene unos 40 metros de diámetro, se encuentra en el Mare Insularum de la Luna, unos 260 kilómetros al suroeste del Cráter Copérnico, uno de los rasgos más importantes de la cara visible de la Luna, según apuntaron los miembros del equipo de LROC, la cámara a bordo de LRO.
El punto se encuentra justo al sur del Mare Imbrium, la primera gran área oscura y circular que se hace visible cuando la luna entra en cuarto creciente y aumenta hasta casi media luna. (Un mar es una cuenca basáltica oscura en la Luna provocada por viejas erupciones volcánicas).
La S-IVB era la tercera etapa del enorme cohete Saturno V de la NASA, que envió a los astronautas de Apolo a la Luna. Dando inicio con la misión Apolo XIII en 1970, las S-IVBs se enviaron para que impactasen contra la superficie lunar. Anteriores misiones Apolo habían dejado sismómetros en la Luna, lo que permitió a los científicos estudiar la estructura interna del objeto cuando impactaban las etapas del cohete.
Los lugares de impacto de las S-IVBs se estimaron a partir de viejos datos de seguimiento. LRO, que ha estado orbitando la Luna desde 2009, había encontrado anteriormente los puntos donde habían impactado las etapas impulsoras de las misiones Apolo XIII, XIV, XV y XVII.
Pero nadie estaba seguro de si la S-IVB de la Apolo XVI había caído, dado que se perdió el contacto con la etapa del cohete durante un breve periodo de tiempo durante su caída. Finalmente cayó, y el lugar real del impacto se encontraba a 30 kilómetros del lugar donde los sistemas de seguimiento predijeron que estaría, señalan los miembros del equipo de LROC.
Los cráteres provocados por el impacto de S-IVB son mucho más superficiales que aquellos dejados por asteroides y cometas.
“Los cráteres procedentes de los impactos de los impulsores son inusuales debido a que están formados por proyectiles de densidad muy baja que viajan a una velocidad relativamente lenta (2,6 km por segundo)”, escriben los miembros del equipo de LROC en una descripción de las imágenes del descubrimiento de la S-IVB de Apolo XVI.
“El impulsor S-IVB puede imaginarse como una lata de refresco vacía impactando sobre la superficie — simplemente una carcasa de metal externa con poca masa interior (todo el combustible se usó para enviar a los astronautas hacia la Luna, dejando los tanques vacíos)”, añaden. “Durante el impacto, gran parte de la energía pasó a aplastar el impulsor, y sólo se formó un cráter superficial”
FUENTE

DESCUBIERTO EL LUGAR DE IMPACTO DEL COHETE DE APOLO XVI

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.