miércoles, 18 de noviembre de 2015

Un agujero negro supermasivo en acción

A supermassive black hole in action
A supermassive black hole in action

UN AGUJERO NEGRO SUPERMASIVO EN ACCIÓN

Los científicos suelen combinar el poder de observación de varios tipos de telescopios para desvelar los secretos del Universo. Esta imagen es un magnífico ejemplo de lo que se puede llegar a lograr con esta eficaz técnica.
El objeto amarillento que ocupa el centro de la imagen es una galaxia elíptica conocida como Hércules A, vista por el Telescopio Espacial NASA/ESA Hubble. En la banda de la luz visible, sólo veríamos este objeto flotando en la oscuridad del espacio. 
Sin embargo, el entorno de Hércules A se transforma drásticamente cuando lo observamos con un radiotelescopio, haciéndose visibles los impresionantes chorros de materia de color rojizo que emanan de la galaxia. Aquí podemos ver los datos recogidos por el observatorio radioastronómico VLA Karl G. Jansky de Nuevo México, Estados Unidos, combinados con las observaciones realizadas con la Cámara de Gran Angular 3 del Hubble en la banda de la luz visible. 
Los dos chorros están formados por un plasma caliente de alta energía que fue expulsado desde el centro de Hércules A, en un proceso controlado por un agujero negro supermasivo oculto en el corazón de la galaxia. Este agujero negro tiene una masa equivalente a 2.500 millones de veces la de nuestro Sol, y es unas mil veces más masivo que el agujero negro que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. 
El agujero negro de Hércules A calienta la materia y la acelera hasta velocidades próximas a la de la luz, para luego expulsarla al espacio a velocidades vertiginosas. Estos chorros altamente concentrados van perdiendo energía al desplazarse, hasta frenarse lo suficiente como para empezar a dispersarse y formar los lóbulos con forma de nube que podemos ver en esta imagen. 
En el interior de los chorros se puede distinguir una serie de anillos y nudos brillantes, que sugiere que el agujero negro ha lanzado numerosas ráfagas de materia a lo largo de su historia. Estos chorros tienen una extensión de unos 1.5 millones de años luz – unas 15 veces el tamaño de nuestra Galaxia. 
La galaxia Hércules A, también conocida como 3C 348, se encuentra a unos 2.000 millones de años luz de nuestro planeta, y es una de las fuentes de emisiones de radio más brillantes que conocemos fuera de la Vía Láctea. 
Esta imagen fue publicada por primera vez en noviembre de 2012.
FUENTE

Un agujero negro supermasivo en acción / Spain / ESA in ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.