sábado, 14 de noviembre de 2015

El esqueleto más antiguo

Namacalathus hermanastes vivió hace 550 millones de años, tenía un esqueleto de carbonato y era más avanzado que las esponjas y corales, lo que hace que sea un animal complejo anterior a la explosión del Cámbrico.
Foto
Posiblemente los humanos no veremos seres vivos alienígenas en varios siglos o milenios, salvo algún posible microorganismo de las lunas Europa o Encelado. Puede que incluso eso nunca sea posible por la imposibilidad del viaje interestelar. 
Lo más parecido a la vida de un mundo extraño que nunca veremos está en el registro fósil de la Tierra. En el pasado la Tierra contenía unos seres que eran distintos a los actuales, aunque esos sean los antepasados de los que ahora viven. Hay otros mundos, pero algunos estuvieron en este.
La Paleontología es una ciencia histórica y lo que en cada momento se descubre no es más que una verdad provisional. El dinosaurio emplumado más antiguo descubierto ayer puede ser destronado por un ejemplar descubierto hoy. En NeoFronteras hemos podido ver muchos de estos casos.
Ahora se publica un artículo en el que se muestra el ser vivo con el esqueleto más antiguo hasta el momento. Se trata de una pequeña criatura marina que vivió en lo que hoy es Namibia hace 550 millones de años y denominada Namacalathus hermanastes.
Este hallazgo sugiere que los animales complejos ya vivían en este mundo millones de años antes de lo que se pensaba. Hasta ahora se habían encontrado fósiles de animales complejos de hace 541 millones de años, en el Cámbrico.
En este punto el adjetivo “complejo” se torna un tanto confuso, pero se podría referir animales con simetría bilateral que serían los antepasados de todos los animales que aparecieron posteriormente. Esta definición dejaría fuera a la fauna de Ediácara, que, aunque siendo animales pluricelulares mucho más antiguos, no parecen muy complejos y tampoco parece que dejaran descendencia posterior.
Siempre se ha sospechado que debería de haber seres complejos antes de la explosión del Cámbrico, pero, hasta ahora no había demasiadas pruebas de ello.
Los análisis del árbol filogenético de los animales complejos o con simetría bilateral indican que tuvieron que aparecer por evolución hace unos 550 millones de años durante el Ediacárico tardío.
Este nuevo estudio sugiere que los animales complejos existían mucho antes de la famosa explosión del Cámbrico, que es cuando aparecieron todos los filos de animales conocidos.
Los fósiles de Namacalathus hermanastes están muy bien conservados e indican que esta especie estaba bastante extendida durante el Ediacárico. Su estudio revela que este ser poseía un esqueleto rígido de carbonato cálcico, que es el compuesto que normalmente usan muchos animales marinos para construir sus esqueletos, como los corales duros o los moluscos.
La estructura de este esqueleto indica además que es similar a de aquellos animales que normalmente viven en los fondos marinos.
“Este fósil era conocido desde hace mucho tiempo y se asumía que era un animal primitivo similar a las esponjas o a los corales. Este estudio sugiere que, de hecho, era más avanzado. Habíamos sospechado que estos animales complejos estaban ya presentes en el Ediacárico, pero este estudio proporciona la primera prueba de ello”, dice Rachel Wood (University of Edinburgh, School of GeoSciences), líder del estudio.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4804

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.