lunes, 26 de octubre de 2015

Un nuevo tipo de volcán en la Luna

Un montículo de roca ígnea podría haberse originado tras una erupción volcánica provocada por un gran impacto
Geophysical Research Letters


Imagen de la superficie lunar en la que destaca se destaca el Montículo Máfico por las líneas discontinuas en blanco. [NASA / Goddard / Universidad del Estado de Arizona]

Dos investigadores de la Universidad Brown podrían haber descubierto el origen de una estructura geológica única en la Luna y localizada cerca de su polo sur. Según un artículo de la revista Geophysical Research Letters, Daniel Moriarty y Carle Pieters afirman que esta configuración de la superficie lunar podría deberse a un tipo peculiar de actividad volcánica que empezó tras un gran impacto que ocurrió hace unos 3500 millones años.
Conocida como Montículo Máfico por su composición rica en magnesio y hierro, esta formación geológica presenta una altura de 800 metros y una extensión de 75 kilómetros. Además, está ubicada en el centro de la Cuenca Aitken, la segunda mayor estructura de impacto del sistema solar, y cuenta con un diámetro de 2500 kilómetros y una profundidad de unos 13 kilómetros.
Descubierta en el año 1990 por Pieters, la presencia del Montículo Máfico resultó particularmente interesante no tan solo por su tamaño, sino también por su composición rica en piroxenos (un grupo de silicatos que forman parte de numerosas rocas ígneas) con altos contenidos de calcio, la cual resultó diferente de la superficie circundante. Estas observaciones indujeron a Moriarty y Pieters a estudiar una amplia gama de mediciones realizadas por misiones de exploración lunar.
Para ello, los dos investigadores analizaron datos mineralógicos (obtenidos por la sonda indiaChandrayaan-1), topográficos (de la sonda Lunar Reconnaisance Orbiter de la NASA) y gravitacionales (de la misión Gravity Recovery And Interior Laboratory, también de la NASA). Tras combinar los tres conjuntos de datos, Moriarty y Pieters avanzaron dos hipótesis sobre la formación del Montículo Máfico, a partir de dos procesos geológicos originados por el gran impacto que dio lugar a la Cuenca Aitken.
La primera teoría supone que dicho acontecimiento habría dejado un cráter de roca fundida con una profundidad de hasta 50 kilómetros. A medida que el material se enfriaba y cristalizaba en los bordes, el diámetro de la estructura geológica se iba reduciendo, lo que obligó a la roca fundida todavía presente en ella a salir por el conducto central. Esta erupción volcánica atípica podría haber formado el montículo que observamos hoy en día, cuya composición en minerales corresponde, según los modelos geológicos, a la de la Cuenca Aitken.
Por otro lado, el segundo escenario sugiere que el gran impacto que azotó dicha zona del polo sur lunar habría movido toneladas de roca que conforman el manto del satélite terrestre, lo que causó su fusión parcial y posterior erupción para formar el montículo en la superficie.
«Si los escenarios que planteamos para la formación del Montículo Máfico son correctos, podría tratarse de una estructura volcánica totalmente nueva, nunca observada antes», asegura Daniel Moriarty.
Más información en Geophysical Research Letters
FUENTE

Un nuevo tipo de volcán en la Luna

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.