martes, 13 de octubre de 2015

Los cielos azules de Plutón



Blue-Skies-on-Pluto-FINAL
La atmósfera de Plutón a contraluz vista por la cámara MVIC de la New Horizons el 14 de julio (NASA/JHUAPL/SwRI).
La atmósfera de la Tierra, compuesta por nitrógeno y oxígeno, es azul principalmente por culpa de la dispersión de Rayleigh. La atmósfera de Plutón también está compuesta por nitrógeno, pero el color azul que vemos en la imagen no se debe a la dispersión de la luz por las moléculas de nitrógeno, sino a la dispersión por las partículas que forman las diferentes capas de neblina orgánica. Estas partículas, denominadas tolinas, son de color gris o rojizo, pero al pasar la luz del sol a través de una atmósfera repleta de ellas solo nos queda la luz azul y violeta que se puede apreciar en la imagen tomada por la New Horizons a contraluz. El fenómeno es parecido a lo que ocurre en Marte, donde los mediodías son ocres y rojizos, pero los amaneceres y atardeceres son azules cortesía de las partículas en suspensión. Naturalmente, las partículas de polvo marcianas son ricas en óxidos de hierro que, obviamente, nada tienen que ver con las tolinas de la atmósfera de Plutón, una atmósfera que, por otro lado, es mucho menos densa que la marciana, que ya es decir.


La imagen anterior desplegada por Ian Reagan para que veamos el horizonte de Plutón durante los amaneceres o atardeceres (Ian Reagan)
La imagen anterior desplegada por Ian Reagan para que veamos el horizonte de Plutón durante los amaneceres o atardeceres (Ian Regan)


Otra imagen anterior de las neblinas orgánicas de Plutón (NASA/JHUAPL/SwRI).
Otra imagen anterior de las neblinas orgánicas de Plutón (NASA/JHUAPL/SwRI).
El color azul de la neblina orgánica de Plutón, además de haber sorprendido a la mayoría de investigadores, nos da por tanto información de primera mano sobre el tamaño de las tolinas. ¿Quién dijo que la belleza era incompatible con la información científica?
Por otro lado, el espectrómetro infrarrojo LEISA (Linear Etalon Imaging Spectral Array) ha confirmado la presencia de hielo de agua en algunas zonas de Plutón. El descubrimiento no tendría nada de especial si pensamos que el hielo de agua es uno de los principales componentes de Plutón, pero sí que llama la atención porque se suponía que la mayor parte de la superficie está cubierta por hielos de nitrógeno, metano y monóxido de carbono.





as
Zonas ricas en hielo de agua detectadas por el espectrómetro LEISA. Las zonas son Virgil Fossa (izquierda), Viking Terra (arriba) y montes Baré (derecha) (NASA/JHUAPL/SwRI).
Curiosamente, las zonas con hielo de agua coinciden con regiones de color rojizo ricas en tolinas, pero no está nada clara la relación entre estos dos elementos. A las bajísimas temperaturas de Plutón el hielo de agua tiene la consistencia de la roca, así que es normal que se haya detectado en algunas montañas situadas en la frontera entre la planicie Sputnik, rica en hielos de nitrógeno y monóxido de carbono, y la oscura región de Cthulhu. De hecho, todas las montañas de Plutón tienen que estar formadas por hielo de agua -no serían estables en caso contrario-, pero por lo que se ve la mayoría tienen otros hielos por encima.
Cada semana Plutón se vuelve un poco más alucinante. No cabe duda de que la próxima vez también volveremos a quedarnos con la boca abierta.
PD: un par de imágenes de las otras lunas de Plutón:


Nix (NASA/JHUAPL/SwRI).
Nix vista por LORRI (NASA/JHUAPL/SwRI).


Imágenes a color de Nix (NASA/JHUAPL/SwRI).
Imágenes a color de Nix (NASA/JHUAPL/SwRI).


Hidra vista por LORRI (NASA/JHUAPL/SwRI).
Hidra vista por LORRI (NASA/JHUAPL/SwRI).

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.