LA TIERRA EN DIRECTO DESDE LA ESTACION ESPACIAL INTERNACIONAL

lunes, 23 de enero de 2017

CRONICAS DE UNA DESPEDIDA (4) : EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS


Cassini nos ofrece espectaculares fotografías de la pequeña Dafne.

Se las conoce como "órbitas del anillo F", ya que llevan a esta sonda hasta casi el borde mismo del anillo del mismo nombre, así como del contiguo y mucho más extenso A. Son pasos fugaces, trayectorias perpendiculares al plano de los anillos, pero en esos momentos dispone de una perspectiva y cercanía a ellos como nunca había disfrutado. Y también de la pequeña flota de lunitas pastoras que se mueven en su interior y ayudan a mantenerlos dentro de unos límites, evitando que se dispersen. De ahí el apelativo que reciben, sin duda más que justificado.

Una de ellas es Dafne, una lunita extremadamente pequeña, apenas unos kilómetros de diámetro, que se desplaza dentro del llamado "Keepler Gap", una zona vacía dentro del anillo A. Y su presencia se deja notar, ya que ella puede ser diminuta, pero las partículas que forman el anillo lo son aún más, por lo que su tenue gravedad es suficiente para generar un efecto visible en ella. En realidad espectacular, ya que forma ondas gravitatorias en ambos bordes. Las del lado interno, las que se situarían más cerca de Saturno, la preceden en su desplazamiento, mientras que las del lado externo se van quedado atrás, ya que su velocidad orbital es menor. El resultado es una auténtica tormenta dentro de Keeper, mientras que las partículas del anillo A intentan responder y adecuarse al tirón gravitatorio de esta lunita.

Eso fue precisamente lo que captó Cassini en su más reciente cruce de los anillos, Dafne y las "olas" generadas en su desplazamiento, y la propia lunita, pese a su pequeño tamaño lo suficientemente cerca como para revelarla en todo su esplendor, vislumbrando incluso algunos detalles de la superficie. El resultado no puede ser más hermoso, porque esa es la palabra. Y vendrán otras, como Pan o Pandora, al menos hasta el 22 de Abril, cuando un nuevo ajuste en su órbita ponga punto final a la oportunidad de seguir observándolas. Tarea que no es sencilla, ya que de la misma manera que su gravedad altera el entorno en que se mueven, también ellas, con su diminuto tamaño, lo son por las mareas gravitatorias de los propios anillos y las grandes lunas. Algo que no facilita programar estar tomas, y aumenta el mérito de imágenes como esta.

En definitiva, una nueva joya, otra más, para la ya larga historia de Cassini, que se aproxima ya de forma inexorable a su final. La echaremos mucho de menos cuando ya no esté.



Mientras Cassini intentaba "capturar" a Dafne, el 16 de Enero, tomó estas imágenes del vacío de Keepler desde solo 25.000 Kilómetros de distancia. Las ondulaciones en uno de los bordes son evidentes, fruto de las perturbaciones causadas por la elusiva lunita, así como la extrema complejidad del anillo A.



Dafne en imágenes tomadas tiempo atrás. Solo es apreciable como un punto y la sombra que proyecta, pero permite ver las ondas que genera en ambos lados de su camino.



Imaginando navegando cerca de Dafne



Publicat per 

FUENTE

Crónicas de una despedida (4): En el país de las maravillas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.