domingo, 18 de marzo de 2012

El Hubble capta la imagen más nítida de un 'racimo' de 250.000 estrellas

  • Se trata del cúmulo Messier 9, situado cerca del centro de nuestra galaxia
  • En él se encuentran algunas de las estrellas más viejas
  • Se aprecian los diferentes colores de los astros según su temperatura

Imagen facilitada del cúmulo global Messier 9, la más nítida captada por el telescopio Hubble. ESA.ik

RTVE.es / EFE 

El telescopio espacial Hubble ha logrado captar la imagen más detallada y nítida hasta el momento del Messier 9, un cúmulo globular de estrellas situado cerca del centro de nuestra galaxia, según ha informado la Agencia Espacial Europea (ESA) desde su central alemana de Garching, al sur del país.
Apenas perceptible para el ojo humano, el Hubble logra ver más de 250.000 estrellas dentro de ese cúmulo, que se encuentra a unos 25.000 años luz de la Tierra, cerca del centro de la Vía Láctea y a tal proximidad que las fuerzas gravitatorias del centro galáctico lo deforman ligeramente.
Se estima que los cúmulos globulares contienen algunas de las estrellas más viejas de nuestra galaxia, nacidas cuando el Universo no tenía mas que una pequeña fracción de su edad actual.
Las estrellas del Messier 9 duplican la edad del Sol
Las estrellas del Messier 9, además de duplicar la edad del Sol, tienen una composición marcadamente diferente y están enriquecidas con significativamente menos elementos pesados que el astro rey.
En concreto, los elementos cruciales para la vida sobre la Tierra, como el oxígeno y el carbono, así como el hierro que compone la corteza terrestre, son particularmente escasos en el Messier 9 y en cúmulos de ese tipo.
Eso se debe a que los elementos más pesados del Universo se formaron gradualmente en el centro de las estrellas y en la explosión de las supernovas.
Durante la formación de los astros del Messier 9 existía con diferencia una menor cantidad de esos elementos.

Diferentes colores para diferentes temperaturas

Además de mostrar las estrellas individualmente, la imagen del Hubble permite ver claramente los diferentes colores de los astros, que están relacionados directamente con su temperatura.
Así, en contra de lo que se podía esperar, cuanto más rojas más frías y cuanto más azules más calientes.
El amplio espectro de temperaturas estelares queda aquí claramente desplegado gracias a la enorme paleta de colores visible en la imagen del Messier 9 captada por el Hubble.
El entorno del Messier 9 es igualmente interesante y consiste en dos nebulosas extensas y oscuras conocidas como Bernard 259, al sudeste del cúmulo globular, y Bernard 64, al oeste, claramente visibles en la imagen panorámica del telescopio.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada