lunes, 20 de febrero de 2012

Los "ladrillos" de la Tierra primitiva sobrevivieron a la colisión que creó la Luna

University of Maryland

Nuevos descubrimientos inesperados, realizados por un equipo de geoquímicos de la Universidad de Maryland, muestran que algunas porciones del manto de la Tierra (la capa rocosa situada entre el núcleo metálico y la corteza) se formó cuando el planeta era mucho más pequeño de lo que es hoy en día, y que parte de este manto primitivo sobrevivió a la turbulenta formación de la Tierra, incluyendo una colisión con otro cuerpo del tamaño de un planeta, que muchos científicos piensan que produjo la creación de la Luna.
"Se piensa que la Tierra alcanzó su tamaño actual por colisiones con otros objetos de tamaños crecientes, a lo largo de lo que podría haber sido hasta decenas de millones de años, aunque nuestros resultados sugieren que algunas porciones de la Tierra se formaron entre los 10 y los 20 millones de años después de la creación del Sistema Solar, y que las partes del planeta creadas durante esta fase inicial de construcción permanecieron diferenciadas dentro del manto hasta por lo menos hace 2800 millones de años", afirma el profesor de la Universidad de Maryland, Richard Walker.
Antes de este descubrimiento, el consenso científico mantenía que el calor interno de la Tierra primitiva, en parte generado por un impacto masivo entre la prototierra y un planetoide de aproximadamente la mitad de su tamaño (es decir, del tamaño de Marte), podría haber causado una mezcla vigorosa y quizás incluso haber completado la fusión de la Tierra. Esto, a  su vez, habría homogeneizado el manto primitivo, haciendo poco probable que se conservaran vestigios del periodo más primitivo de la historia de la Tierra, y se pudieran identificar en rocas volcánicas que afloraron en la superficie con erupciones más de 1500 millones de años después de que se formara la Tierra.




Fotografía de una sección completa de un flujo de lava solidificada que Komatiite en un fondo del océano 2,82 millones de años. Komatiítas puede proporcionar una evidencia extremadamente valiosa de un pasado lejano geológica de nuestro planeta.
Crédito de la foto - Igor Puchtel, UMD
Haga clic en la imagen para alta resolución

FUENTE

Observatori Astronòmic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada